La clave para cultivar una amistad

Compártelo con tus amigos

Dos osos de peluche abrazandose

Los amigos van y vienen, no podemos asegurarte que siempre vas a mantener a las mismas personas en tu círculo de amigos, pues muchos factores pueden interferir para que esto suceda o no. Lo que intentamos plasmar a continuación son todas las cosas imprescindibles para cultivar una amistad sana.

2 lápidas que dicen: mejores amigos

Importa la calidad, no la cantidad

Cuando hablamos de amistad hay que tener en cuenta que nunca se va a tratar de la cantidad de amigxs que tengas, puedes tener 50 y que ningunx sea una relación efectiva para ti o puedes contar solo con 3 y tener un buen vínculo.

 

Lo importante es lo que trae a tu vida ese amigo, puede que tengas un amigo de borrachera, pero no puedas contarle lo que te aqueja y está bien. Lo fundamental es que no todos tus amigxs sean de peda y que con ese número selecto tengas una relación sana.

¿Cómo cultivar una buena amistad?

Cultivar una buena amistad lleva tiempo y dedicación, no se trata de solo echar tierra, sembrar una semilla, regar con agua y esperar. Debes estar consciente que como cualquier otra relación, deberás esforzarte para que funcione.

 

Recuerda que nada es eterno: No te cases con la idea de que solo existe un mejor amigx en la vida, habrá momentos en los que esa personita especial ya no haga match con tu forma de ver la vida y está bien. Disfruta tu momento con tu amigx y parte del hoy para fortalecer la amistad, aunque puede que en algún momento ya no funcione.

 

Involúcrate: Nunca des por sentado nada, si tienes a tu amigx de la escuela, pero debido a la vida laboral ya no se frecuentan tanto, no quiere decir que debes estar alejadx de tu amigx y no estar ahí cuando te lo pida. No se trata de que hagas a un lado tus planes, pero sí que intentes estar presente cada que puedas.

 

Escucha y no juzgues: Cada cabecita es un mundo diferente y jamás deberás juzgar las decisiones de tus amigxs. ¿Es la quinta vez que regresa con su ex?, está bien, es su proceso de vida y no debes criticar esas decisiones o dar tu opinión si no te la ha pedido.

 

Agradece: Llena el corazoncito de tu amigx con mucho amor de la manera que tú sepas hacerlo, ya sea que des un regalito, palabras de agradecimiento, etc. A veces olvidamos que nuestros amigxs también necesitan algo que los haga sentir queridos.

 

Busca un terapeuta, no un amigo: Repite con nosotros: mi amigo no es mi terapeuta, y es que a veces olvidamos esto, porque lo cierto es que la línea es muy delgada entre pedir un consejo, contar tus problemas y buscar algo que te solucione la vida. No te decimos que no les cuentes lo que te aqueja, pero no hagas esto el punto importante de todas sus conversaciones, hagan más cosas que no involucren solo centrarse en los problemas. 

 

Nútranse y creen momentos agradables con alguna aventura o algo más.

 

No seas envidiosx: Tu amigx tiene derecho de tener más amigxs, no serás la única persona en su vida y está bien. Dejalx cultivar sus lazos con otras personas, nadie es indispensable y aceptar que no serás la única persona que pueda forjar un lazo con él/ella te llevará a un camino más sano.

 

Esto es lo que nosotros consideramos para poder cultivar una buena amistad, ¿qué otras cosas agregarías? Nos alegrará leerte.

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)