La cultura leather: la masculinidad extrema en lo gay

Compártelo con tus amigos

hombre gay vestido de cuero

La disidencia sexual tiene muchas aristas, lo cual se traduce en que dentro del ambiente gay hay muchas formas de ser tú mismo. Simplemente puedes ser un chico homosexual promedio que se viste y hace lo que casi cualquiera (No es requisito que estés vestido todo de arcoíris si no quieres). Sin embargo, hay quienes se toman como algo más estrecho esta vivencia.

Se encuentran a los osos maduros, quienes son robustos, peludos y se sienten orgullosos de serlo, las drag queens / kings que caricaturizan la feminidad y masculinidad, respectivamente. Además de toparse con aquellos que buscan cuestionar la masculinidad llevándola al extremo: los gays de la cultura leather.

¿Qué es la cultura leather?

Chamarras de piel rudas, pantalones de cuero, arneses, cinturones y botas con casquillo. Los leatherman, del inglés “hombres de cuero”, son un grupo de varones homosexuales, cuya vestimenta y experiencia sexual se basa en utilizar accesorios y ropa hecha de cuero (y no, solo utilizar una chamarra de piel como casi cualquiera, no te hace necesariamente parte de ellos).

Buscan expresar la masculinidad al extremo sin caricaturizarse a sí mismos. Buscan el balance entre dos hombres viriles, no replicar la heteronorma en que uno de los dos es menos masculino que otro. Es el opuesto contrario al estereotipo del gay afeminado e indefenso que muchas veces suele representarse (En efecto, ese gay super exagerado, diseñador de modas, que ponían como mejor amigo de la protagonista mala de las telenovelas no es la realidad de muchos homosexuales).

Transforman la forma de vestirse más relacionada con los hombres y sus actividades a lo largo del tiempo. Por ello, con frecuencia utilizan uniformes de soldados, policías, obreros, mineros y hasta el atuendo de un motociclista, un vaquero o un traje de hombre de negocios. Solo que le ponen un toque kink agregándole cuero, vinipiel o látex al asunto, generalmente de color negro.

Hombre leather con bandera gay de fondo

La vivencia leather

El cuero, por lo general, se relaciona con la masculinidad y la rudeza. Siempre tenemos en la mente un chico rudo e inalcanzable con su chamarra de piel sobre una moto o un hombre muy formal con sus zapatos brillosos de cuero. Esta imagen es en la que buscan estar representados los homosexuales dentro de esta cultura.

Se ven a sí mismos en lo hipermasculino. Buscan establecer, en algunos casos, relaciones de dominación entre sus relaciones sexo-afectivas, utilizando elementos como los látigos, los arneses, las esposas o las máscaras. Además, sus atributos físicos son muy viriles: grandes bigotes, barbas abundantes, vello corporal, músculos y fuerza física.

La mayoría en su día a día se visten como un hombre común, si acaso le agregan un toque de lo leather a su atuendo. Sin embargo, cuando buscan experimentar la sensación y olor del cuero en todo su cuerpo, se visten por completo de este material y van a reuniones, antros o clubes, casi siempre exclusivos para varones que son afines a ellos.

Ocultan su gusto por el leather fetish y su vanagloración a la masculinidad extrema. Tienen dobles perfiles en redes o solo admiten sus gustos hacia aquellos con gran confianza. No obstante, no es el caso de todos. Algunos hasta lo gritan a mucha honra y lo ven como un orgullo. Incluso, en el Pride suelen ir acompañados entre ellos para ondear juntos la bandera leather.

hombres leather reunidos

Los orígenes de la cultura leather

Los orígenes se remontan desde la Segunda Guerra Mundial, muchos hombres hicieron vínculos entre ellos. Siendo soldados, trabajando de forma ruda y estratégica, aún así lograron hacer lazos de afecto y sexualidad entre sí de forma clandestina. Al acabar este suceso, muchos buscaron relacionarse entre sí, pero no se sentían cómodos con el ambiente del colectivo LGBT (LINK NOTA).

Más tarde, los primeros colectivos leather se dan aproximadamente por los años 50 en California, Estados Unidos, donde ya se encontraban estos grupos de colectivos gay con formas y códigos más acercados a la masculinidad tradicional. Hombres que buscaban alejarse del imaginario social del gay “femenino” con mucha pluma.

A pesar de esto, no fue hasta los años 60 en que tuvieron más fama y difusión, sobre todo gracias a un mural de Chuck Arnett en que los representaba como “el lado antifemenino de la homosexualidad”, según la revista Life. Esto dió como resultado que en los años 70 se diera una proliferación de bares y clubs donde se celebraban fiestas y orgías enfocadas en los leatherman.

La parte erótica de la cultura leather

La vida sexual de los gays dentro de la cultura leather suele estar relacionada con el BDSM [AGREGAR LINK SOBRE EL ARTÍCULO DEL BDSM], también llamado simplemente sadomasoquismo. En esta práctica se representan las relaciones de dominación y sometimiento, de las que te hablábamos anteriormente.

Se utilizan látigos, máscaras que cubren la boca, arneses, esposas y cuerdas para cumplir sus fantasías. Es una representación de las estructuras del poder mediante un juego capaz de dar placer sexual. En él se encuentran el sádico, quien domina, y el masoquista, quien es sometido.

Estos roles no quitan la igualdad de condiciones en los que se encuentran. Inclusive, estos pueden ser intercambiables o estar acompañados de varios participantes, en algunas ocasiones. Todos son hombres sumamente masculinos, vestidos de cuero, que buscan darse placer entre sí. Ninguno de los dos es menos que otro, solo participan en un mismo juego de virilidad extrema.

Pese a esto, hay que dejar muy claro que no por ser un leatherman necesariamente te interesa el BDSM, ni tampoco por practicarlo eres parte de la comunidad leather. Ser de este colectivo implica una identidad, dada por afinidades y vivencias compartidas. No solo se trata de ponerse en la cama un arnés de piel y ya. Son hombres que buscan vivir su sexualidad a través de la virilidad extrema y el cuero.

Hombres vestidos de cuero bailando

¿Qué piensas de este colectivo? ¿Te sientes parte de él? Cuéntanos todo en los comentarios.

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)