¿Los hombres pueden tener multiorgasmos?

Compártelo con tus amigos

hombre-multiorgasmos

El sexo y la masturbación son algo que muchos nos encanta en todas sus distintas prácticas. El orgasmo es una experiencia única a la que todos queremos llegar cuando lo practicamos. Es el clímax del acto sexual que se presenta a través de gritos, espasmos, la sensación de extremo e intenso placer, así como de la eyaculación femenina y masculina. 

Lo mejor es que este no se limita a experimentarse en una sola ocasión. Se puede repetir el momento varias veces durante el coito. A esto se le conoce como multiorgasmos y es una capacidad que tenemos de fábrica todos los seres humanos. Existe el mito de que solo las mujeres pueden tenerlos, pero los hombres también pueden venirse más de una vez.

¿Cómo funcionan los multiorgasmos en el hombre?

La excitación sexual tiene diversas etapas que han clasificado los sexólogos. El comienzo de la excitación es ese cosquilleo allá abajo que nos pone calientes, luego sigue la meseta que es cuando esta sensación se mantiene por un tiempo prolongado para llegar al momento clímax, el orgasmo. Seguido de esto pueden pasar dos cosas, que se llegue a la resolución o que haya orgasmo múltiple.

Los multiorgasmos se presentan en dos variantes: los secuenciales y los múltiples. El primero consiste en experimentar el clímax mediante varias sesiones de estimulación. El otro tipo se caracteriza por lograrlo durante la misma, sin que haya un periodo de resolución de por medio. Este es el que más se busca alcanzar y que a muchos hombres les cuesta trabajo.

A las mujeres les es mucho más sencillo experimentar los multiorgasmos, puesto que a ellos, por lo general, tras la resolución les llega un periodo refractario. Durante este, los genitales y las zonas erógenas se encuentran demasiado sensibles, al punto de que estimularlas puede causar molestia o dolor. Puede tardar al menos media hora para que termine su efecto.

¿Entonces cómo puedo experimentar los multiorgasmos si soy hombre?

Aunque existe el periodo refractario, créenos que no todo está perdido. Es verdad que no solo es cuestión de hacerlo una vez y ya, pero puedes entrenarte física y mentalmente para lograrlo con estos consejos:

  • Retrasa algunas veces la eyaculación para aprender a controlarla
  • Realiza los ejercicios de Kegel para fortalecer la musculatura pélvica
  • Explorar otras zonas erógenas más allá del pene
  • Entrena la mente para potenciar el erotismo y la capacidad de fantasear
  • Conoce lo que te gusta e identifica cuando ya estés por llegar al orgasmo
  • Sigue practicando hasta que lo logres, pero sin forzarte

No te desesperes

Sabemos que te encanta experimentar cosas nuevas o tener la idea de ser un hombre multiorgásmico. Sin embargo, no debes desesperarte y forzarte a lograrlo, aun si sientes dolor o incomodidad en tus genitales en el intento. Lo mejor es que tengas mucha paciencia, aunque seas perseverante. Bien dicen que “La práctica hace al maestro”.

Conócete a ti mismo y ve qué tanto te gusta esta práctica. Recordemos que no todo es para todos. Si por más que lo hagas, solo puedes alcanzar un orgasmo en una sesión, pues tal vez simplemente no está en tus capacidades experimentar los multiorgasmos múltiples. Puedes irte por la vía de los secuenciales y, tal vez, acortar el tiempo de recuperación tras sacar el líquido por el que todos fuimos creados.

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)