Sexo después del embarazo

Compártelo con tus amigos

dos dedos simulando ser personas

La vida sexual después del embarazo puede ser difícil, pero no imposible. Tal vez no estás completamente en forma para regresar a las placenteras noches de pasión antes de la llegada de tu bebé, pero ¡no te preocupes! Poco a poco recuperarás el deseo sexual, tu cuerpo se adaptará a tus nuevos hábitos y podrás complementar de la mejor manera tu papel de mamá y de mujer alfa en la cama.

Wanda embarazada

Cambios inesperados

Los cambios en esta nueva etapa juegan un papel muy importante, ya que notarás una transformación en tu cuerpo, en tu cabello, en tu piel y hasta en la manera de realizar ciertas actividades. 

Tal vez experimentarás episodios de angustia, de tristeza o de ansiedad y de un momento a otro felicidad infinita. Esto es totalmente normal y no tienes porqué preocuparte. Lo principal es trabajar con tus emociones y si es necesario visitar a un psicólogo para que resuelva todas tus dudas y preocupaciones.

mujer llorando

Deseos sexuales

El deseo sexual durante el embarazo depende de cada mujer y de la etapa de gestación. Probablemente te sientas cansada y sin ganas de tener sexo durante los primeros tres meses. No te angusties, esto es completamente normal. Después de los primeros meses empezarás a recuperar tus deseos sexuales.

Los elevados niveles de hormonas que tendrá tu cuerpo durante ese periodo serán los responsables de aumentar tus ganas de tener una placentera sesión de sexo. ¡Maravilloso! El incremento de la circulación de la sangre y de la lubricación vaginal también pueden estimular la excitación.

Contrario a lo que algunas personas podrían imaginar, las mujeres embarazadas pueden tener deseos sexuales, excitarse y disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria. 

Recuperando tu vida sexual

Además de sentir diferentes emociones también experimentarás cambios internos. Tu útero tardará alrededor de dos meses en volver a su estado original y tu suelo pélvico poco a poco volverá a tener la misma fuerza. Te recomendamos empezar con una rutina que involucre el uso de bolas chinas para recuperar la resistencia de tu suelo pélvico. 

Advertencia: Utiliza las bolas chinas hasta después de la cuarentena. 

Más tarde, cuando sientas que tu recuperación va mejorando, puedes sustituir la bolas chinas por las pesas vaginales. La diferencia entre las bolas chinas y las pesas vaginales es que las segundas no vibran. El objetivo de su uso consiste en hacer un esfuerzo activo para mantenerlas en su sitio y de esta manera tonificar y fortalecer la vagina.

Relaciones sexuales

A pesar de que no es obligatorio limitar las relaciones sexuales después del embarazo, los especialistas recomiendan esperar de cuatro a seis semanas antes de retomar la vida sexual.

El riesgo de tener complicaciones después del nacimiento de tu bebé es mayor durante las primeras dos semanas después del parto, pero ¡no te preocupes! Este periodo de abstinencia sexual le dará tiempo a tu cuerpo para sanar. 

Los cambios hormonales pueden dejar la vagina seca y sensible, especialmente si estás amamantando.

Para aliviar estos molestos síntomas te recomendamos:

  • Usar lubricante: Esto puede ser útil si tienes sequedad vaginal durante tus primeras relaciones sexuales después del parto.
  • Experimenta: Busca nuevas alternativas a las relaciones sexuales vaginales, puedes probar con los masajes eróticos, el sexo oral o la masturbación mutua. 
  • Sana lo necesario: Date tu tiempo para recuperate interna y externamente, no fuerces a tu cuerpo a tener relaciones sexuales si sientes dolor durante la penetración y lo más importante: disfruta de tu nueva etapa como mamá.

¿Qué más implementarías para recuperar tu vida sexual y tu estabilidad emocional? ¡Sabes que nos encanta leer tus comentarios!

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)