Sexo lésbico: Mi primera vez con una mujer

Compártelo con tus amigos

dos mujeres tocandose

Las primeras veces siempre nos hacen sentir nerviosxs, el miedo se apodera de nuestro cuerpo y la mente juega con nosotrxs. Es normal que sientas inquietud de tener tu primera vez con una mujer, si es que recientemente has dado el segundo paso con tu relación lésbica, pero no te preocupes, amix, aquí estamos para aconsejarte. ¡Pásale!

La comunicación es fundamental

Para empezar, las relaciones sexuales entre dos mujeres es lo mismo que si fuera entre dos hombres o un hombre y una mujer; al final son dos cuerpos que desean estar juntos para sentir placer y jugar hasta llegar al orgasmo.

La comunicación como en todo es importante, platicar sobre los gustos en la cama hará que las dos estén satisfechas, debemos dejar en claro que no es necesario tener una figura que represente al falo, el placer y la satisfacción va más allá de la penetración con un pene, el roce de los senos con senos, el arte de las manos y unos besos, pueden llevarte a experimentar sensaciones inimaginadas.

Practicar antes del acto

Una buena forma de saber lo que le puede gustar a tu pareja es tocarte, así es, hablamos de masturbarte, de experimentar con tus dedos tus partes sensibles y recorrer todo tu cuerpo. También puedes colocar un espejo enfrente de tu vulva para conocerla mejor, recuerda que todas las vulvas tienen diferencias por eso son únicas, no te sorprendas si la vulva de tu pareja no se ve como la tuya.

¡Tócala!

Llegó el momento, sus miradas se cruzan, no dejan de hacerlo, se ríen y como cómplices de lo que saben que pasará, se acercan, temerosas y ansiosas, desean tocarse y amarse; con un beso empieza el juego.

A lo largo de tu vida has visto pechos, los de tu mamá, los de tus amigas y no tenías intención de tocarlos, pero esta ocasión es diferente, tu papel será excitar a tu pareja con tus manos, besos y caricias, admítelo, tenías ganas de hacerlo.

Dos mujeres besandose

Sexo oral

Empieza con un beso en la boca, baja lentamente y recorre todo su cuerpo, no te apresures a llegar a la vulva, ese será el final inesperado para comenzar con una nueva historia ahí adentro. Cuando hayas recorrido todo su ser con besos y caricias, ve al punto y separa poco a poco los labios mayores, introduce tu lengua y estimula el clítoris.

Pregunta a tu pareja qué le gusta y complácela, más tarde será tu turno. 

Esperamos que esto te haya relajado y te de una gran idea de lo que puedes hacer en tu primera vez con una mujer, si quieres más ideas puedes checar estas posiciones sexuales que aseguran muchos orgasmos.

Cuéntanos qué te pareció. ¡Nos encanta leerte!

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)