Vampirismo sexual

Compártelo con tus amigos

Vampirismo-sexual

Los vampiros han sido parte de la cultura popular desde hace muchísimo tiempo. En la Antigüedad se les relacionaban con enfermedades y con la muerte de animales del ganado. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX con novelas como El Vampiro de John William Polidori y Drácula de Bram Stoker que se generó esta idea del vampiro que no puede verse en reflejos, tiene colmillos grandes y usa una capa .

Desde entonces hasta la actualidad, esta imagen del vampiro fue cambiando. Incluso, su representación pasó a ser más humanizada en películas como Inframundo o Crepúsculo, en las que tenían emociones, vida amorosa y tenían conciencia sobre lo que está bien y mal.

En general, esto ha causado que haya cada vez más personas con gran fascinación con todo lo relacionado con los vampiros. Por supuesto, como todo lo que se vuelve popular y es abrazado por la gente, también toca el ámbito sexual. De donde sale el vampirismo sexual.

¿Qué es el vampirismo?

El vampirismo es una práctica que consiste en ingerir sangre ajena por placer o de forma ritual. Se caracteriza por obtener sangre humana (o algunas veces animal) para beberla, untársela o utilizarla en otras prácticas. Cuando esta causa placer, se le conoce como vampirismo sexual o hematodipsia, una parafilia sexual. Ya sea en la penetración, durante el sexo oral o en otras prácticas, la presencia de sangre es algo que le excita a los practicantes de esto.

No solo basta con que te imagines que Edward Cullen te hace el delicioso, sino en llevar la práctica vampírica a algo tangible. Incluso, se le relaciona con el BDSM, aunque se considera de lo más extremo que hay en él. Al igual que en este, se siguen los roles de dominante y sumiso, además de haber prácticas sadomasoquistas en las que hay un disfrute por ocasionar o recibir dolor durante el acto sexual.

La diferencia radica en que la persona con el control se caracteriza por buscar que la persona dominada le done su sangre (siempre de forma voluntaria, ya que esto también es una práctica consensuada). Se extrae al morder directamente al otro hasta sangrar o sacar el líquido vital que corre por nuestras venas para beberla y utilizarla durante el acto sexual.

boca con colmillos moviéndose

Los riesgos de practicar el vampirismo

Si bien todos somos libres de vivir nuestra sexualidad como más nos plazca y mientras los participantes estén de acuerdo, también debemos de conocer los riesgos que nuestras fantasías pueden tener. Para empezar, dejen muy en claro que es lo que sí quieren hacer o que les hagan ambos, más al ser una práctica extrema, puede repercutir de formas más severas si hay algo con lo que no se sienten bien.

Ahora bien, aún ya se hayan puesto de acuerdo, estén muy calientes por sacar el líquido de la vida del otro y hasta tengan su palabra de seguridad, deben entender que se están causando lesiones. Estas deben de ser tratadas, aunque sea con un botiquín casero, y si son graves pues ni modo, necesitan ir al hospital. Todas las heridas que no se atienden pueden infectarse o empeorar. Por más que practiquen el vampirismo, no son inmortales como ellos.

Otra consideración que deben tener es que nuestro aparato digestivo no está preparado para ingerir una cantidad de sangre tan alta. Por lo que, si la van a beber o a morderse para conseguirla, háganlo de forma moderada, de lo contrario podrán presentar problemas en los riñones y el hígado. Incluso, también existe el riesgo de contraer VIH o algunas otras enfermedades que se relacionan con sangre infectada.

Nuestro consejo en Placer punto a punto es que, sea lo que sea que practiquen, háganlo de forma segura y sin sentir vergüenza. La sexualidad de todos es muy variada, todos tenemos gustos distintos que debemos de respetar y mientras no dañemos a los demás, todo se vale. Disfruta de ser un vampiro con tu pareja y que te valga lo que otros opinen.

Vampira tomando de una copa

¿Y tú practicarías el vampirismo? ¿O te da miedo?

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)