¿Por qué los fetiches sexuales no son malos?

Compártelo con tus amigos

persona acariciando un pie

Todas las personas en el planeta tierra tienen algún fetiche sexual, la mayoría no suele comunicarlo porque la sociedad nos ha enseñado que tener fetiches está mal. ¿Será eso cierto? Sigue leyendo para saber más acerca de este tema. 

persona colgada sorprendida

¿Qué es un fetiche sexual?

Un fetiche es la atracción sexual hacia objetos o situaciones en concreto que producen una gran excitación. Puedes experimentarlo a solas o con tu pareja y siempre puede terminar en concretar un acto sexual o no.

Estos son los fetiches más comunes:

  • Usar juguetes sexuales
  • Tener tríos
  • Usar goma y látex
  • Hacer un juego de roles
  • BDSM
  • Podofilia (atracción sexual a los pies)

Estos son los fetiches más raros:

  • Somnofilia (ver personas dormir)
  • Salirofilia (denigrar a la otra persona)
  • Fomicofilia (excitación por insectos)
  • Cleptolagnia (oler prendas íntimas)​​
  • Mecnoafilia (excitación por máquinas como los autos)

Los fetiches no son malos, las parafilias si lo son

Ningún fetiche sexual es malo, entonces ¿cuándo puede convertirse en algo que sí lo sea? Esto pasa cuando “muta” en una trastorno fetichista, conocido comúnmente como parafilia.

Un fetiche se convierte en parafilia cuando tu vida entera gira en torno en querer realizar solo esa actividad, en concreto todo el tiempo, todos los días. Además de eso, en las parafilias solo se busca la satisfacción sexual, lo que conlleva a provocar daño físico y mental a otra persona, ya sea a adultos, a niños o animales.

En estos casos siempre es mejor ir con un especialista, ya que puede escalar a algo mucho peor cometiendo actos ilegales y afectando a terceros. Cuando se empieza a notar una tendencia de trastorno fetichista, tratarlo con un personal de la salud mental a tiempo podrá ayudar a la persona en cuestión a tener una mejor vida.

¿Cuál es el origen de tu fetiche?

En la actualidad existen muchas teorías que intentan explicar cuál es la causa de que tengamos cierto fetiche. Una de ellas es el condicionalismo, esto explica que durante la infancia o adolescencia, pasamos por alguna situación que nos produjo placer y lo asociamos mientras explorábamos nuestra sexualidad.

Otra de ellas indica que mientras éramos niños se nos expuso sobre ciertas situaciones y nuestro cerebro lo asoció con algo que nos podía causar placer en un futuro.

Aún faltan muchas investigaciones respecto a los fetiches y sus causas, ya que en la actualidad existen muchos y cada uno podría tener una causa diferente, como es el caso del amor hacia las patas, una gran parte de la población tiene este fetiche, pero no se sabe a ciencia cierta por qué es que se originó.

Ahora que ya sabes que tus fetiches no son malos, ¿piensas experimentar más con ellos? Recuerda siempre hacerlo con el consentimiento de la otra parte. Déjanos en los comentarios cuál o cuáles son tus fetiches sexuales. 

FUENTES:

Msd manuals

https://www.msdmanuals.com/es/professional/

Mejor con salud

https://mejorconsalud.as.com

Centta

https://centta.es/articulos-propios/

Mundo deportivo

https://www.mundodeportivo.com/vidae/psicologia-bienestar/

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)