¿Qué son los pezones invertidos?

Compártelo con tus amigos

Dos limones

¡Hola, hola! En esta ocasión te hablaremos de un tema que seguramente ha dejado a más de uno con las antenas paradas: ¡los pezones invertidos! 

Sigue leyendo porque te aseguramos que esta información te va a llamar mucho la atención.

Mujer enseñando los senos

¿Qué son los pezones invertidos?

Son aquellos que en lugar de sobresalir hacia afuera, se hunden hacia adentro. ¿Quién lo iba a decir, verdad? Pero no te preocupes, esto es algo completamente normal y no debería ser causa de preocupación. 

 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que en algunos casos, los pezones invertidos pueden ser síntoma de una afección subyacente, como por ejemplo la enfermedad de Paget, un tipo de cáncer de mama poco común. Por esta razón, si notas un cambio repentino en tus pezones, es crucial que acudas al médico para descartar cualquier problema de salud. 

¿Afecta tu vida sexual?

En cuanto a la vida sexual, ¡tú tranqui! Tener los pezones invertidos no tiene por qué ser un impedimento para disfrutar de ella. De hecho, hay muchas posiciones y técnicas que pueden ayudarte a experimentar sensaciones muy placenteras. Eso sí, es relevante que tanto tú como tu pareja estén cómodos y que la comunicación sea clara para poder experimentar juntos sin ningún tipo de presión.

¿Hay algún tratamiento?

Existen diversas técnicas que pueden ayudar a corregir los pezones invertidos. Desde masajes y ejercicios, hasta la utilización de dispositivos especiales que ayudan a estirar y sacar los pezones hacia afuera. Si sientes que tus pezones te están causando molestias o que afectan tu autoestima, no dudes en consultar con un especialista. 

Un poco de información curiosa

Los pezones invertidos son más comunes de lo que crees. De hecho, según algunas estadísticas, alrededor del 10% de la población femenina los presenta de forma natural. ¡Así que no eres la única, amiga! 

 

Tener los pezones invertidos es algo completamente normal y no debería ser causa de preocupación. Siempre y cuando no presentes ningún otro síntoma, como cambios de color o secreciones extrañas, no deberías preocuparte por ello. Y si tienes alguna duda, siempre es mejor consultar con tu médico. Recuerda, ¡tus pezones no definen quién eres ni afectan tu capacidad para disfrutar de la vida sexual!

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)