Conviértete en un experto de la asfixia sexual

Compártelo con tus amigos

hombre agarrando el cuello de una mujer

¿Te interesa el dominio y las sensaciones fuertes?, posiblemente la asfixia sexual sea para ti. Sigue leyendo porque te contaremos las cosas más picantes y las advertencias que debes seguir si te interesa practicarla.

hombre ahorcando a otro hombre

¿Qué es la asfixia sexual?

Lo más probable es que en alguna red social hayas visto referencias hacia las personas que les gusta que las ahorquen, ya sea como meme o como una actividad que va en serio, pero sabes ¿de qué rayos va esto?

Bien, pues la asfixia sexual, también conocida como asfixiofilia es una práctica erótica en donde el objetivo es ahorcar a una persona mientras se está haciendo el delicioso. Se podría decir que esta práctica entra en un fetiche sexual, ya que no es del agrado de todos y tiene una connotación más presente en las relaciones BDSM (Bondage, Disciplina y Sadomasoquismo)

Aunque cabe aclarar que no es forzoso que tengas una relación de dominante y sumisx para llevarla a cabo.

¿Por qué ocasiona placer?

Lo más probable es que te hayas preguntado por qué el que te corten el aire puede llegar a provocar placer, siendo que ahorcar a una persona es visto más como violencia y ocasionar algún daño. Bueno, te lo explicamos:

  • Juego de dominio: El ahorcamiento erótico tiene mucho que ver con la dominación y control hacia otra persona o, por el contrario, ser dominado y sentirse vulnerable ante tu pareja, esto sin duda puede provocar excitación para cierto grupo de personas. Se trata más de ceder el control a alguien en quien tienes confianza y te va a dar placer o de someter a tu pareja con el fin de sentirla tuya y ser el responsable de su excitación.
  • Incremento de sensaciones: Cuando te ahorcan, el CO2 se eleva, lo que provoca que sientas con más intensidad lo que alguien le hace a tu cuerpo, ya sea que te estén masturbando, penetrando, etc.

¿Es peligrosa?

Algo que hay que aclarar de esta práctica, es que sin duda alguna es de alto riesgo, no se puede llegar y ahorcar solo porque si, se debe de tener mucho cuidado o si no tendrás resultados desastrosos.

Debes de empezar poco a poco y no mezclarla con otros fetiches al mismo tiempo, como por ejemplo, inmovilizar de alguna forma a tu pareja, pues no podrá detenerte o darte una señal si te estás pasando con el agarre.

¿Cómo hacerla?

  • Consentimiento: Es importante obtener el consentimiento de tu pareja y planear con antelación en que momento del sexo piensan hacerlo, de igual manera, practiquen alguna señal para poder detener el ahorcamiento si es que algo no va bien.
  • La técnica: No hay una técnica exacta sobre cómo ahorcar, pero si te podemos dar los siguientes consejos, primero, procura siempre ahorcar con toda la palma de tu mano, así no recargas la fuerza en el pulgar. Segundo, empieza apretando poco a poco (para determinar cuánta fuerza aplicar, mantén una comunicación activa con tu pareja).

Si tú o tu chicx no están muy convencidxs de hacer un ahorcamiento, otra manera en la que pueden implementarla para ver si va con ustedes este fetiche, será aguantar la respiración como cuando nadas, es una opción más “ligera” e igual de efectiva.

  • Momentos en los que lo puedes hacer: se puede llevar a cabo la asfixia sexual mientras se hace algún tipo de penetración, hay masturbación o cuando se busca ejercer un dominio para inmovilizar.

Esto es todo lo que tienes que saber sobre la asfixia sexual, si la vas a implementar a tu rutina de sexo, es imprescindible lo hagas con todas las medidas de seguridad posible, incluso si conoces a alguien que lo hace más extremo (porque si se puede) no sigas sus pasos, es mejor ir a tu ritmo.

Y tú, ¿te animarías a hacerlo?, dínoslo en los comentarios.

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)