¿Por qué los casi algo duelen tanto?

Compártelo con tus amigos

Mujer triste

Lo más probable, es que en algún punto de tu vida tuviste un “casi algo” y eso causó en ti sentimientos de tristeza por como terminó todo, es más, ni siquiera sabes por qué te sentiste así cuando no fue una relación real. Por ello, hoy te explicaremos que es todo ese enredo de emociones que están detrás de esa experiencia.

Animación llorando

¿Qué son los casi algo?

Si aún no estás segurx de qué estamos hablando, entonces te explicaremos qué rayos son los casi algo. Este término se le da a toda aquella relación en la que experimentaste una conexión con alguna persona, te llevabas bien con ella, había coqueteos de por medio, hacían cosas que tú consideras se dan en una dinámica de pareja, peeero nunca se concretó algo.

Es decir, no se le dio la etiqueta de noviazgo, nunca hubo una aclaración o se formalizó para que fuera una relación sentimental, es más, hasta puede ser que de la nada desapareció esta persona (te aplicó el famoso ghosting).

¿Por qué duelen tanto?

Los casi algo duelen, tal vez igual o más que cuando terminas una relación sentimental, y lo más probable es que no sabes cuál es la razón de esto, si nunca hubo un noviazgo, ¿cómo rayos es que duele tanto? Bueno, eso tiene una explicación, a continuación te decimos qué es lo que pasa:

 

Lo primero que debemos aclarar, es que no estás locx, el sentimiento de la pérdida es real y sin duda alguna tiene o tuvo un peso importante para ti. Ahora, esto pasa por un término muy común en cualquier relación (amistad, sentimental, familiar): la idealización.

 

¿Cómo entra la idealización en esto? Parte de esto, es que pensabas que la persona en cuestión era diferente, o no creíste que te trataría así, y eso sin duda alguna te hizo cuestionarte los momentos que vivieron juntos e intentas averiguar por qué si para ti se sintió tan real pero para la otra parte no fue lo mismo.

 

La otra cara de la moneda de la idealización de la que te queremos hablar es sobre idealizar un futuro, y eso es lo que más duele. Pues todo lo que imaginaste se basó en puras fantasías que funcionaban para ti, te hacía feliz imaginar escenarios o proyectar emociones del estar en un futuro con esta persona. 

 

Prácticamente, te echaste un shot de pasión (sentimientos intensos hacia algo) y este se encargó de segregar dopamina. Por lo tanto, cuando esta persona se fue de tu vida, tu mundo de fantasía se desmoronó, quitando todo lo que provocaba que te sintieras feliz. Así que ya no tienes algo a que aferrarte para tener emociones agradables, pues la otra parte rompió la ilusión.

 

¿Cómo superarlo?

Acepta tu pérdida: Algo que es fundamental en cualquier lazo roto es aceptar que has perdido una cosa o persona. Que no se haya concretado en lo que tú querías, no significa que no lo tuviste, para ti fue real y ahora ya no lo tienes. Así que vive tu duelo, llora o enójate, no te lo guardes.

 

No niegues lo que sientes: A veces por vergüenza, puedes intentar reprimir tus sentimientos, pues ¿cómo es posible que te sientas así cuando nunca fueron algo? Aunque nunca se le puso una etiqueta de noviazgo, no quiere decir que no involucraste tus sentimientos. Cuando le das un nombre a tus emociones, es más fácil trabajarlas y poder superar esta etapa.

 

Háblalo: Expresa todo tu sentir con tus amigos más cercanos, habla sobre lo que pasa por tu cabeza y no intentes entender los motivos de la otra persona para saber por qué hizo lo que hizo. Nunca tendrás una respuesta a eso y debes estar consciente de que no fue tu culpa. También, tendrás que dejar a un lado la idealización, hazte a la idea de que no necesitas a esta persona para sentirte feliz.

 

Adicionalmente, puedes acudir a terapia si es que las emociones te sobrepasan y crees que tu solx no puedes con esto.

 

No te cierres a nuevas experiencias: Te dolió lo que te pasó y piensas que nunca encontrarás alguien con quien compartir un cachito de tu corazón sin que salgas heridx. Pero recuerda que esta experiencia solo fue una idealización, no viste lo que la persona era en realidad y es ahí donde tendrás que prestar atención la próxima vez que quieras tener una relación con alguien.

 

Esto es lo que pasa con los casi algo y no es tu culpa, a final de cuentas somos seres humanos y tenemos sueños como esperanzas. Además, a veces nuestra mente nos sobrepasa, debes de trabajar en esto, para que cuando te vaya a pasar algo similar puedes irte tan rápido como flash de ahí.

Suscribirte a nuestro boletín

Al ingresar su correo electrónico, acepta nuestos Términos y condiciones del Aviso de Privacidad

Conecta con placer punto a punto

Compártelo con tus amigos

Las más leidas :)